VARELA Catalá, Alfredo
Varelita

México, D.F., 1912
México, D.F., 1986
El Cine Gráfico. Anuario 1942-1943.
No. 500-B, marzo de 1943. P. 338
 

ctor, director de teatro, argumentista y guionista de cine. Nació en la Ciudad de México, el 30 de noviembre de 1912. Murió en la misma ciudad en 1986. Intérprete que cultivó el género de la comedia en teatro, cine y televisión. Escribió cerca de 86 historias para ser llevadas a la pantalla grande, entre 1950 y 1975 aproximadamente, películas como: Si me viera Don Porfirio (Dir. Fernando Cortés, 1950) y La comadrita (Dir. Fernando Cortés, 1975).

Alrededor de 1930, se inició en la actuación con la obra El pecado de mamá, al lado de Sara García, en la compañía de Julio Taboada.

“Alfredo Varela Jr. con el afectuoso diminutivo de Varelita, para diferenciarlo de su homónimo señor padre, es conocido este joven talentoso galán cómico, tanto por el público cinéfilo, como por su compañeros de trabajo. Vino al mundo Varelita en nuestra capital un 30 de noviembre, no muy lejano. Cursó la instrucción primaria y superior hasta graduarse de bachiller. Sus padres Alfredo Varela y Adela Catalá, dos artistas de prestigio, trataron de alejarle del ambiente de las tablas, soñando para él un porvenir en nada relacionado con la agitada vida de la farándula; pero no contaron con la vocación que desde muy pequeño mostró Alfredo, ni con su temperamento para la comedia, que le impelía irresistiblemente a la escena.

“Así fue como en plena adolescencia efectuó su debut teatral en la compañía de Julio Taboada, con la comedia El pecado de mamá. Pronto fue destacándose y ganándose la voluntad del público hasta lograr interpretar, como pocos actores jóvenes nuestros, los galanes cómicos de las obras. Ha actuado en numerosas compañías de prestigio; entre ellas, las de Pastora Imperio, Hermanas Blanch, Ramball, Virginia Fábregas, Criterión, Matilde Palaou y María Teresa Montoya. Y como parte integrante de estas compañías ha recorrido todo nuestro país, Las Antillas, Venezuela, Panamá y Estados Unidos. Su iniciación en el cine data del año 1939, cuando (...) se le encomendó una pequeña parte en la película En un burro tres baturros, que dirigió José Benavides (q.e.p.d). Pronto y a medida que su prestigio crecía en la escena, fue logrando mejores papeles, hasta quedar consagrado como uno de los pocos galanes cómicos de valor con que por aquí contamos.

“Imposible sería enumerar todas las cintas en que ha intervenido Varelita, ya que pasan de veinticinco [hasta ese momento, en 1947], pero mencionaré algunas en las que ha logrado destacarse realmente: Cuando los hijos se van [Dir. Juan Bustillo Oro, 1941], Mil estudiantes y una muchacha [Dir. Juan Bustillo Oro, 1941], Las cinco noches de Adán [Dir. Gilberto Martínez Solares, 1942], Cuando viajan las estrellas [Dir. Alberto Gout, 1942], Soy puro mexicano [Dir. Emilio Indio Fernández, 1942] , La posada sangrienta [Dir. Fernando A. Rivero, 1941], María Eugenia [Dir. Felipe Gregorio Castillo, 1942]…”. (Apuntes al crayón. Por José María Sánchez García. Cinema Reporter. 26 de abril de 1947. P. 2)

Entre las cerca de 100 películas en las que actuó, se destacan también: Ahí está el detalle (Dir. Juan Bustillo Oro, 1940); Sólo Veracruz es bello (Dir. Juan Bustillo Oro, 1948); Yo quiero ser tonta (Dir. Eduardo Ugarte, 1950); El beisbolista fenómeno (Dir. Fernando Cortes, 1951); Cantando nace el amor (Dir. Miguel M. Delgado, 1953); Tiburoneros (Dir. Luis Alcoriza, 1966); La casa de las muchachas (Dir. Fernando J. Cortés, 1968) y El gran relajo mexicano (Dir. Alfredo B. Crevenna, 1983).

Acerca de su larga trayectoria como escritor de cine, Varelita dijo: “En el cine están 60 de mis argumentos filmados, me llaman para hacer otros más; pero ahora escribo más para teatro y en especial para mi esposa Yuyú [Bertha Edith Blengio], pues tengo que cuidar su carrera, es de una comicidad fuera de serie, juntos escogemos los temas y los discutimos (…)”. (Perdió el cine nacional su imagen familiar; algunos productores prostituyen el gusto del público: Alfredo Varela Varelita. Por Cervantes Ayala. Excélsior. 2a. Sección A, 5 de abril de 1984. P. 6)

Trabajó principalmente con los directores Fernando Cortés, Rogelio A. González, José Díaz Morales, Miguel M. Delgado y Tulio Demicheli, además de que tuvo una importante relación creativa con José María Fernández Unsaín.

Al final de su carrera, Varelita se dedicó exclusivamente al teatro. Al respecto refirió: “La totalidad de mi tiempo está dedicada al teatro. Por cuestiones de edad no acepto seguir con argumentos para el cine, hay jóvenes muy valiosos para que lo hagan. Adaptar para el cine me gasta mucho el hígado y las energías, creo que ya es tiempo de que disfrute mejor el descanso y no ser ambicioso al pretender ganar más.

“Finalmente Varelita dijo que está agradecido con el público, porque siempre le responde con todo su apoyo, en cuanta obra representa su esposa Yuyú, quien tiene una gran calidad histriónica y sus representaciones siempre superan las 500 funciones”. (Idem)
Como actor de teatro intervino en diversas obras, tales como: Cuidado con el de los cuernos (1970); ¡Oh Lucy! (1974); Aviéntate¡… amor mío (1976) y Un par de pén… jamo (1984). Además, dirigió entre otras: Préstame a tu marido (1972) y Muera ahora y pague después (1972). Antes de su muerte participó en la obra Chiao (1984), al lado de su esposa Yuyú.

......................................................................................................................................................................................