FERNÁNDEZ, Esther
Mascota, Jalisco, 1917
México, D. F., 1999
Tito Guízar y Esther Fernández, protagonistas de Allá en el rancho grande (Dir. Fernando de Fuentes, 1936)
 
ctriz, pintora y argumentista de cine. Nació el 20 de agosto de 1917 en Mascota, Jalisco. Murió el 21 de octubre de 1999 en la Ciudad de México.

Su primer bit [Bit s m 1 Interpretación de un pequeño papel en una película (...) CARDERO, Ana María. Diccionario de términos cinematográficos usados en México. México, UNAM / ENEP Acatlán, 1989. P. 35] lo realizó en Corazones en derrota (Rubén C. Navarro, 1933). Sobre esto Esther Fernández recuerda: “Al principio, iba yo nada más para acompañar a una tía mía (…) Pero tanto me dijeron: ‘Oye, en vez de que estés sentada ahí sin hacer nada, mejor ven y siéntate aquí y haz unos murmullos y te damos 5 pesos, ¿Qué te parece?’. Yo accedí. Así fue como empecé a los 13 años siendo extra, en realidad, de todas las películas que se filmaron en ese tiempo; luego hice unos bits en otras películas. Después de esto, me empezaron a solicitar para hacer un estelar (…)

“Por esos años los extras eran contratados a través de una oficina de repartos. Recuerdo que había una agencia, la de Manuel Sereijo, la única existente.” (Inolvidablemente Esther Fernández / 1ª parte. Por Fernando Muñoz Castillo. El Financiero, 21 de enero de 2000).

En 1933 Esther Fernández participa en el cortometraje Humanidad dirigido por el pintor Adolfo Best Mougard del cual ella recuerda: “La verdad, de la historia ya no me acuerdo (…) Adolfo Best era un hombre que tenía mucha personalidad, pero al ver su pintura me impresionó más todavía” (Inolvidablemente Esther … Idem.)

Ese mismo año Arcady Boytler la contrató para una escena de la Mujer del puerto en la que aparece de cabaretera. Hasta 1936 tuvo su primer papel protagónico con el director Miguel Zacarías en la película El baúl macabro. Y también realizó el papel de Crucita en Allá en el Rancho Grande (1936), estelar que permitió su proyección internacional. Así fue como estuvo tres años en Hollywood contratada por la Paramount y pudo estudiar danza, actuación y adentrarse más en el mundo del cine. Junto con Chano Urueta como director y Gabriel Figueroa como fotógrafo, fue protagonista de Los de abajo (Con la División del norte) (1939). En 1945 la productora estadounidense Paramount la llamó para filmar La nave siniestra, con Alan Ladd. De los directores con los que trabajó como actriz, podemos mencionar a Juan Bustillo Oro, Fernando de Fuentes, Alejandro Galindo, Gilberto Martínez Solares y Roberto Gavaldón.
En 1945 interpretó el papel que le daría el Trofeo Nacional de Actuación, (algo parecido a lo que ahora es el Ariel); la tercera versión de Santa, bajo la dirección de Norman Foster, “que nos gustaba mucho [recuerda Esther Fernández] e hicimos esa película netamente nacional que lo único importado que tenía, era el director. (…) me sentí realizada.” (Esther Fernández, actriz que iba de la sensualidad a la fragilidad. Por Raquel Peguero. La Jornada, sección cultura, 23 de octubre, 1999. P. 32).

Actuó en alrededor de 60 películas. Su último estelar fue en 1957 en Cada hijo una cruz. Dejó de actuar en cine por tener que estar en reposo; la hepatitis la sacó de los foros. Posteriormente participó en televisión. En teatro actuó una participación en la obra El calvario, donde interpretó el papel de la Virgen María. En 1991 tuvo una aparición especial en la película Los años de Greta (Alberto Bojórquez). En 1998 realizó su última actuación en la telenovela Simplemente María [versión mexicana].

La actriz ingresó a la ANDA en 1933, con la credencial 569. Esa asociación le entregó la Medalla Amparo Arozamena, por sus 50 años de actriz, en 1986.

......................................................................................................................................................................................