MANRIQUE Elizondo, Arturo Ernesto
"Panzón Panseco"

Monterrey, Nuevo León, 1910
México, D. F., 1971
Revista de Revistas. 1 de junio de 1952. P. 85  

ngeniero, locutor, actor de radio, cine y televisión. Mejor conocido en el ambiente artístico como Panzón Panseco. Nació en Monterrey, Nuevo León, en 1910 y murió en la Ciudad de México en 1971. Realizó estudios de ingeniería en la Saint Louis School of Engineering, Missouri (1930), pero su principal profesión la desarrolló ante los micrófonos de radio y televisión.

En la radiodifusora KMOK, de esa misma ciudad norteamericana, actuó en algunas ocasiones. Una vez instalado en la Ciudad de México trabajó como actor cómico en estaciones como: XEB, XEQ, XEW. Formó durante más de diez años una pareja cómica con el locutor Ramiro Gamboa, El tío Gamboín. Apareció en los programas televisivos: El Estudio de Pedro Vargas y El yate del Prado, además de que trabajó también para la televisión regiomontana.

“En 1948 había surgido en Monterrey, la figura de Arturo Manrique, quien hacía chistes a propósito de su obesidad y de la tacañería de los regiomontanos, Arturo Manrique se hizo llamar el Panzón Panseco, se hizo socio del Club Sembradores de Amistad, y en 1949 se presentaba dos veces por semana en XEQ en su primera época, pasando posteriormente a XEW y finalmente a la televisión.” (www.giga.com/~xe2rj/part1.html).

Pedro de Lille Aizpuru y Panzón Panseco, al micrófono de la XEQ
Cinema Reporter. No. 484, 25 de octubre de 1947. P. 18

En cine debutó como actor en 1933 en la cinta La mujer del Puerto (Dir. Arcady Boytler, 1933), y posteriormente participó en ¿Quién mató a Eva? (Dir. José Bohr, 1934), Jalisco nunca pierde (Dir. Chano Urueta, 1937) y Canto a mi tierra (Dir. José Bohr, 1938), entre otras.

"Nuestro hombre tiene fama de 'codo', pero no lo es. Cuando toma un refresco guarda la corcholata y después, cuando tiene varias, las vende por kilo; en su hogar anda descalzo, para no gastar la suela de los zapatos; pero él asegura que es todo un espléndido". (Panseco visto por el ojo de la cerradura. Por Félix Anguiano. Revista de revistas, 8 de febrero de 1953. P. 79)

Arturo Manrique, que en abril de 1934, Fernando Ferrari lo definía como “un enfermo incurable de ironía, (...) un luchador empedernido” (El guacamole de la ilusión. Por Fernando Ferrari. 100 entrevistas, 100 personajes. México, 1991. Productora e Importadora de papel S.A. de C.V. PP. 174 y 175), fue un personaje importante en la historia de la locución y los medios de comunicación en México.

......................................................................................................................................................................................